viernes, 6 de junio de 2008

Pin ups

Parece como si hubiera sido ayer..., había una chica en mi clase cuando iba al instituto que siempre llevaba mini-falda, un escote pronunciado dejaba imaginar lo que se escondía bajo ese minúsculo pedazo de tela y esa boquita de piñón...siempre brillaba como una jugosa cereza.
Ella se sentaba justo delante mio y cuando lo hacia, deslizaba disimuladamente los deditos por su pompis muy lentamente ...casi a cámara lenta...para que yo pudiera verlo y me excitara...Ella me miraba y se reía...a veces me esperaba cuando terminaba la clase y me susurraba esas palabras:
-Fóllame cabrón...




    Entonces era yo el que se sonreía y esquivaba su mano directa a mi paquete. Nunca llegue siquiera a rozarla, ella era mi Diva y no quería que ese sueño acabara con un sucio polvo en el oscuro y húmedo patio trasero de mi instituto.
    Mas tarde, cuando empece a trabajar en una oficina, una de las chicas que usaba esas pequeñas gafas para distanciarse del mundo, solo conseguía enfatizar aún mas una mirada deslumbrante que iluminaba la oficina, sus pechos acariciaban su mesa mientras contestaba el teléfono o escribía, casi podía oír desde mi despacho ese sonido producido por los hilos de la lycra de su camiseta rozando el cuero de su carpeta...su culito respingón se contorneaba de un lado a otro cuando caminaba por el pasillo en busca de un café o la fotocopiadora...era todo un espectáculo contemplar esa belleza...
    Pero una mañana, al llegar a la oficina comprobé estupefacto que ella no estaba, la busque por todas partes y nadie sabia por que no habia ido a trabajar...preocupado ,cogi un cafe de la maquina y le puse el azucar, tres cucharadas en vez de dos , como ella siempre hacia...Queria endulzarme o queria fastidiarme o simplemente llamar mi atencion? me dirigi a mi despacho pensando que el dia seria muy largo...pero no podia imaginar lo que me estaba esperando...
    Era ella, estaba desnuda sentada en el sillón de mi mesa...había conseguido la contraseña de mi escritorio y accedido a mi diario... todas esas obscenidades que escribía sobre ella y deseaba hacerlas realidad...di un salto hacia atrás sorprendido y balbuceando cogí el teléfono y llame a seguridad.
    Ella salto por la ventana...

    -Y vosotros estaréis pensando...que coño le pasa hoy a este tío...pues nada, que quiero mostraros que la realidad y la ficción siempre van cogidas de la mano, yo no soy ese gilipollas que todos estaréis odiando y envidiando ahora mismo ni ese creído impotente que muchas creéis que soy.
    Y estas que veis aquí abajo, nunca, nunca, dejaran de ser eso, unas chicas perfectas, preciosas, deslumbrantes estatuas de porcelana, inmóviles y distantes preciosidades que perpetúan el espíritu de otro tiempo, otro lugar , otra cultura, otro mundo, ese mundo perfecto que solo existe en tu imaginación donde el deseo, la sensualidad y la lujuria se dan de la mano en una simbiosis casi perfecta.








No hay comentarios: