jueves, 27 de enero de 2011

Todo lo que necesito

1978 XS650

A veces las cosas son mas sencillas de lo que parecen, creemos necesitar grandes motores que nos hagan vibrar,cromados y extrañisimas piezas para potenciar un motor que nunca llegaremos a exprimir.

Queremos ir lejos, muy lejos, a donde ningun otro biker que conocemos ha ido; y visitar aquellos lugares paradisiacos que vemos en las revistas, concentraciones miticas en una nueva Torre de Babel, donde miles de personas de cientos de paises se concentran para lucir sus maquinas...,

    y quizas en busca de la esencia , de una pequeña dosis de ese tan nombrado "verdadero espiritu biker".

    Vemos en internet, en la tele, por todas partes, mujeres de cuerpos esculturales, largas melenas y dulce voz que te invitan a tomar una copa o te muestran sus bonitos tatoos...y soñamos con sentir su dulce voz cerca de nuestros oidos, a acariciar sus labios y en una noche de locura desenfrenada rozar su piel para calmar nuestra libido.

    Salimos a la carretera y somos incapaces de montar sin unas buenas botas , una chupa de cuero que nos proteja de la interperie y quizas de una posible caida,unos guantes para el frio y un casco muy old scool, que sepan que somos los "malos" del barrio.

    Pero tal vez, un dia cualquiera de verano, estes en casa agobiado por el calor, revisando facturas, buscando solucion a problemas que nunca la tienen...hasta que sientas la necesidad de echar un vistazo por la ventana un momento, solo lo justo para dejar la mente en blanco y poder relajarte; y tu mente se revuelva, algo dentro de ti se rebele y haga que ardas en deseos de escapar de la monotonia, cansado de todo, aburrido, agobiado por todos los canones establecidos... antonces un impulso te hace salir a la calle a toda prisa...sin tiempo para nada, sin mirar atras, unicamente con la imperiosa necesidad de sentir los rallos de sol en tu piel, con sed de aire acariciando tu cara, con ganas de disfrutar, sentir...

    Y te dirijes al garaje con ese picor en el pecho que hace tiempo ya no sentias, abres la puerta y observas como en el fondo, en ese rincon oscuro, cubierto por una manta llena de polvo,se encuentra tu pasado; y retiras con furia la pesada manta y acaricias lo que un dia mas querias y ya habias olvidado.

    Dos patadas y un juramento hacen renacer a la bestia, y sales pitando de alli, como alma que lleva el diablo cruzando la nacional sin importarte la direccion...

    Llegas a un viejo poligono industrial y de pronto, en un semaforo miras a izquierda y a derecha ... estas solo, en medio de una inmensidad de hierro y cristal que es testigo de lo que alli ocurre, sientes el rujir de tu motor, aquel que con tanto mimo cuidaste y que te enseño todo lo que sabes de mecanica, por fin sientes el calor del sol en tu cara y el olor a Castrol GP y gasolina lo inunda todo...

    De pronto un destello a tu derecha llama tu atencion, giras la cabeza y alli encuentras, reflejado en un cristal a un viejo amigo...en vaqueros y con una camiseta, montado en su viejo cacharro...

    El semaforo se pone en verde y haces rujir el motor... suavemente...cuidando la mecanica , pero al mismo tiempo saboreando cada pistonada que te hacen recordar viejas historias con los colegas en cualquier lugar, historias llenas de grasa y cerveza, viejos libros de taller y llaves inglesas, decepciones, nuevos descubrimientos y tantas emociones.

    De nuevo en la carretera, en dirección a cualquier comarcal, inesperadamente percibes una sensacion que te resulta familiar y notas como el bello de tu piel se eriza, y re-descubres ese sabor que perdiste hace años en una de esas viejas comarcales...el sabor de la libertad, con una pequeña dosis de adrenalina, un pelin de humildad y mucho, mucho rock and roll.

    Si sabes de lo que te hablo , amigo, enhorabuena, si no...baja al garaje, busca tus raices y olvida el camino...de lo contrario...estas perdido.

No hay comentarios: